Tendinitis en caballos | Síntomas, causas y tratamientos – StreamZ (Reino Unido)

La tendinitis en los caballos es una condición que se relaciona con los tendones de los caballos y no debe confundirse con una lesión específica del tendón DDFT.

En muchos casos, la tendinitis en los caballos en realidad se crea por un trauma o tensión inicial en el tendón cuando el caballo está haciendo ejercicio, conocido como tendinitis intrínseca. La tendinitis como afección luego se desarrolla durante un período de tiempo y a menudo se la denomina «lesión por esfuerzo repetitivo» creada a través de hematomas o penetración, conocida como tendinitis extrínseca.

Se cree que la tendinitis se desarrolla por el exceso de trabajo del caballo regularmente en terreno irregular y se encuentra más comúnmente en caballos activos. ¡Solo se necesita un mal paso!

Al igual que con muchas condiciones degenerativas a largo plazo (como artritis equina) detectar la condición temprano es a menudo la mejor manera de manejar la condición y evitar más complicaciones.

A caballo deportivo con tendinitis es probable que se retiren, ya que es poco probable que el tendón sane por completo y afectará la movilidad y el rendimiento general del caballo.

En este artículo analizamos los síntomas de la tendinitis del caballo, las causas más comunes de la afección y los diversos tratamientos disponibles si a su caballo se le diagnostica tendinitis.

Síntomas de tendinitis en caballos

El síntoma más obvio de que su caballo desarrolla tendinitis es cojera, ya sea grave o intermitente. El nivel de cojera de los caballos se asocia directamente con la cantidad de inflamación dentro del tendón dañado.

Al igual que con cualquier caballo cojo, es probable que muestre signos de fatiga. Un caballo con tendinitis crónica puede volverse sano al caminar o trotar, pero la cojera regresará con el trabajo duro. Los niveles de fatiga de sus caballos son a menudo un indicador temprano.

Hinchazón o inflamación alrededor del área del tendón a veces causará un gran bulto que recorre uno o ambos lados del tendón, lo que a menudo afecta los tendones flexores digitales y provoca diferentes niveles de dolor.

Su caballo probablemente estará sensible al tacto en el área afectada y no soportará todo su peso sobre la pata afectada.

En la mayoría de los casos, la tendinitis se encuentra en las extremidades anteriores y no en las traseras.

El tendón arqueado, una afección grave para un caballo deportivo activo, es una versión grave y severa de la tendinitis y requiere atención médica inmediata. Es probable que un caballo de carreras o un caballo de salto con los tendones arqueados nunca vuelva a competir.

La tendinitis se trata mejor en las etapas tempranas y agudas, por lo que la detección temprana de la afección y el diagnóstico correcto y el plan de tratamiento serán clave para una recuperación completa.

Diagnóstico de tendinitis en caballos

Establecer que su caballo ha desarrollado una lesión en el tendón es una cosa. Comprender si su caballo está desarrollando tendinitis es otra; ambas requieren un diagnóstico médico inmediato.

El uso de la tecnología de ultrasonido para diagnosticar la extensión de la lesión de los tejidos blandos ahora se usa ampliamente y se lleva a cabo alrededor de 5 a 7 días después de que ocurrió la lesión. Mientras esperan esto, muchos propietarios ahora adoptan una variedad de técnicas complementarias para apoyar los niveles de dolor de los caballos y brindar apoyo antiinflamatorio.

Aunque no es barato, normalmente entre £ 250 y £ 300, la tecnología de ultrasonido proporciona un diagnóstico preciso del daño y también se utiliza durante todo el proceso de recuperación para establecer cómo se está curando el tendón. Muchos veterinarios ahora usan tecnología de ultrasonido móvil y traerán la tecnología de imágenes a su jardín.

Imágenes térmicas Las técnicas también pueden ser una herramienta de diagnóstico útil, ya que la imagen puede mostrar la ubicación exacta de la consulta y dónde está afectando al caballo.

Una vez que el veterinario haya diagnosticado la afección, puede comenzar el tratamiento.

Tratamiento de tendinitis en caballos

En primer lugar, su caballo debe descansar.

Durante la etapa aguda, dentro de los primeros 3 días posteriores a la lesión, muchos brindan apoyo complementario y medicamentos para ayudar a reducir la inflamación.

La medicación antiinflamatoria AINE se administra comúnmente para ayudar con los niveles de inflamación. En muchos caballos deportivos esto no es posible y muchos ahora buscan enfoques más naturales que la medicación AINE. Sigue siendo una parte importante del tratamiento del caballo con tendinitis y particularmente en las etapas agudas.

Los avances en la terapia magnética introducen ‘tecnología de resonancia‘ al mercado de aparejos equinos; a diferencia de la terapia magnética tradicional, esta forma avanzada de terapia no provoca un aumento del calor y, por lo tanto, es adecuada para caballos con inflamación de los tendones. El magnetismo avanzado se puede usar a largo plazo y se puede colocar en las patas de los caballos inmediatamente después de la lesión con el fin de reducir los niveles de inflamación y dolor. Respaldado por muchos jardineros profesionales y veterinarios de todo el mundo, el magnetismo avanzado ahora se usa ampliamente como medida preventiva y como ayuda para el tratamiento.

Terapia de frío tales botas de hielo, vendajes compresivos y mangueras frías también son tratamientos comunes para ayudar a reducir la inflamación y, por lo tanto, los niveles de dolor.

Hay varios medicamentos disponibles que se pueden inyectar directamente en el tendón lesionado, incluido el ácido hialurónico e incluso compuestos orgánicos y, en algunos casos más graves, las operaciones para cortar el tendón han demostrado su eficacia.

Más recientemente, se está hablando con especial interés de la terapia con células madre y la terapia con plasma rico en plaquetas. Los tendones no pueden regenerar nuevas fibras después de un trauma y, en muchos casos, sanarán mediante el desarrollo de tejido cicatricial. El tejido cicatricial es más propenso a volver a lesionarse, por lo que el uso de células madre para atacar el tendón dañado puede hacer que su caballo siga avanzando. Sin embargo, tenga cuidado, la terapia con células madre es increíblemente costosa ya que el veterinario primero debe sedar al caballo y recolectar las células con un equipo especializado.

La limpieza regular con mangueras frías es un tratamiento común para ayudar a reducir la inflamación y ayuda a reducir los niveles de dolor.

Recuperación de Tendinitis en Caballos

Una vez diagnosticadas tus horas se creará un programa de descanso y rehabilitación. Esto tiene como objetivo garantizar los procesos de recuperación y el período de tiempo más óptimos para garantizar que el caballo tenga la mejor oportunidad posible de una recuperación completa.

En la mayoría de los casos, el tratamiento inicial tras la lesión será de 10-14 días. Dentro de este período, el caballo requerirá un descanso completo en el box y recibirá una terapia de frío regular para ayudar a cualquier inflamación. Muchos administrarán un alivio continuo del dolor antiinflamatorio a lo largo de esta primera etapa de curación y buscarán soluciones complementarias y terapias alternativas para mantener a su caballo cómodo y libre de dolor. Recuerde, el objetivo principal de este primer proceso de recuperación de 10 a 14 días es aliviar el dolor de su caballo.

Después de un ciclo de tratamiento anterior, la etapa 2 del proceso de recuperación de los caballos será para apoyar la regeneración de los caballos. Esta segunda etapa de curación tendrá lugar cuando las células comiencen a regenerarse y normalmente tomará otros 10 a 14 días. El caballo debe permanecer en box resto durante esta segunda etapa de curación.

Una vez que el caballo ha comenzado a fortalecer las fibras dentro del tendón, comenzará la etapa 3 del proceso de curación, normalmente entre 21 y 30 días después de la lesión. Este período de recuperación puede tomar hasta 12 meses y durante este tiempo las fibras dentro del tendón comenzarán a reorganizarse en patrones normales. Dentro de este período de recuperación, el caballo requerirá un trabajo de ejercicio ligero regular y controlado y varias revisiones veterinarias.

Durante las primeras semanas de recuperación, su veterinario recomendará que su caballo sea llevado a un pequeño potrero privado bajo supervisión, y posiblemente incluso levemente sedado, para minimizar una nueva lesión.

El ejercicio controlado es un aspecto vital de la recuperación después de la tendinitis. Su veterinario le proporcionará un plan individual para ayudar a su caballo, que probablemente comenzará caminando con las manos mientras descansa en el box con aumentos graduales durante un período de 6 a 9 meses.

El estado físico general de su caballo se controlará cuidadosamente para garantizar que no se desarrollen nuevas lesiones o complicaciones adicionales con el tiempo.

Las técnicas de imágenes térmicas y de ultrasonido pueden proporcionar información valiosa sobre la etapa de recuperación de los caballos y proporcionar una recomendación informada sobre si se debe introducir el trabajo de trote y ejercicios de galope más estables.

Sea cual sea la situación, tener un caballo con tendinitis es una emergencia médica y requiere el apoyo de un profesional médico.

Fuente del artículo

Deja un comentario